Press "Enter" to skip to content

Juan Ricardo Noero y Gabriel García Morales

Juan Ricardo Noero y Gabriel García Morales

Palabras del Presidente Álvaro Uribe Vélez durante condecoración a cinco cartageneros ilustres

20 de mayo de 2010 (Cartagena)

“Señora Alcaldesa: muchas gracias por su generosidad. Al hacer coincidir este día tan importante en la historia de la Nación, en la conmemoración del Bicentenario, en el lanzamiento del Documento Conpes para avanzar en la reivindicación de la afrocolombianidad, con la condecoración a estos compañeros de Gobierno, hijos ilustres de Cartagena, que son honra de la Patria y garantía de esta gran ciudad.

 

  • Ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez

 

El Ministro (de Minas y Energía), Hernán Martínez, un hombre de una gran capacidad ejecutiva, que la combina con una gran serenidad. El Ministro preparado, con sentido común, ejecutivo y sereno, es un Ministro de logros, es un goleador.

Cuando empezaba nuestro Gobierno, en el empalme, nos anticiparon que Colombia en el año 2008 perdería la autosuficiencia petrolera.

¿Qué significa eso? El país hoy para ser autosuficiente tendría que producir no menos de 230 mil barriles. Para perder la autosuficiencia tendría que estar produciendo menos. Sin embargo, el Ministro Hernán Martínez, dándole un gran impulso a la obra de su antecesor, Luis Ernesto Mejía Castro, el Ministro Hernán Martínez le ha dado hoy al país un resultado: Colombia no perdió la autosuficiencia, Colombia no se puso a producir por debajo de 230 mil barriles de petróleo al día, como se había anticipado. Colombia está produciendo 785 mil barriles de petróleo. Se apresta a los próximos años a lograr tres escalones: un millón de barriles, un millón 200 mil barriles, un millón y medio de barriles de petróleo.

En el pasado, los proyectos de generación de energía consumieron inmensa cantidad de recursos fiscales, comprometieron las finanzas de la región, llegaron a representar el 30 por ciento del endeudamiento público de Colombia.

Este país tiene una capacidad para generar 13 millones de kilovatios. Ahora está agregando más de 4 millones de kilovatios para garantizar una generación que le permite a Colombia, en el curso de muchos años por delante, no tener preocupaciones en materia de abastecimiento de energía.

Esto lo ha logrado el Ministro Hernán Martínez con una política muy audaz, que ha puesto a salvo el presupuesto nacional y ha puesto a salvo el endeudamiento nacional.

Cuando el sector eléctrico llegó a representar con su deuda alrededor del 30 por ciento del endeudamiento de Colombia, hoy escasamente representa el 3 por ciento.

El Ministro sacó adelante una política en la cual generadores independientes, públicos y privados, domésticos e internacionales, instalan los proyectos con el atractivo de la zona franca, instalan los proyectos con el atractivo del cargo por confiabilidad, con el atractivo de las reglas de estabilidad.

Cuando este Gobierno empezó, Colombia había explorado el 13 por ciento de su territorio, y muchos compatriotas se preguntaban por qué en Venezuela hay tanto petróleo y aquí no. Estamos en la misma franja del Orinoco. El golfo es la prolongación de los valles que se desprenden de nuestras cordilleras andinas. Tenemos la misma cordillera de Los Andes, de las ricas regiones mineras de Chile y de Perú, pues solamente habíamos explotado el 13 por ciento del territorio.

El Ministro Hernán Martínez, el 7 de agosto, le dirá a Colombia que queda en exploración el 40 por ciento del territorio, gracias a la confianza que él ha sabido promover para la inversión de la comunidad internacional y de la comunidad doméstica en nuestra Patria.

Y el país registra unos grandes avances en los proyectos de integración energética en el continente. Han operado bien, bajo su conducción, los fondos para normalizar el servicio de energía en los sectores más pobres de Colombia, para poder llevar el servicio a regiones sumamente aisladas, para extender la tubería del gas.

Yo, por ejemplo, no creí, cuando empezó el Gobierno, que fuéramos capaces de llevar la electrificación de Caucheras en el Urabá antioqueño, a municipios chocoanos como Riosucio, como el Carmen del Darién, a municipios del Atrato como Murindó. Y esto se ha venido logrando, para no citar sino esos ejemplos, gracias al Ministro Hernán Martínez y a su equipo.

Nunca pensé que pudiéramos llevar el tubo de gas hasta Popayán. Y están llevando el tubo de gas hasta Popayán, y la ciudad tuvo una solución transitoria extraordinaria, porque ellos organizaron un sistema para poder llevar gas comprimido y distribuirlo allí a través del gasoducto domiciliario.

Y podríamos así enumerar todas estas acciones, de quien ha servido bien a Colombia, a su tierra, y de quien ha construido más confianza para Colombia ante la comunidad doméstica y ante la comunidad internacional.

  • Alicia Arango Olmos, Secretaria Privada de la Presidencia

 

Alicia Arango Olmos, Secretaria Privada de la Presidencia, trabajó todo el año 2001 en nuestra campaña, en todas las horas, en el 2002. Y el 7 de agosto de 2002, juró como Secretaria Privada de la Presidencia, con una desbordante inteligencia, con un rigor de la prudencia para el manejo de los temas políticos, con una energía total, una verticalidad total, para evitar presiones indebidas sobre la Presidencia de la República, para cuidar el tesoro público, para cuidar el cumplimiento de la ley, para cuidar la transparencia en el Estado.

Con esa desbordante inteligencia y con ese rigor para cuidar los intereses de la Patria, ha combinado el servicio a su ciudad. Ella es una fiel defensora, con toda la lealtad, con toda la energía, con toda la convicción y con toda la capacidad de imponerse, cuando están de por medio los intereses de Cartagena. Cualquier cosa que haya podido este Gobierno emprender o adelantar por los intereses de Cartagena en estos años, tiene sello de la energía de Alicia, que se torna totalmente exigente cuando están de por medio los intereses de su ciudad.

  • Presidente de la Refinería de Cartagena, Orlando Cabrales Martínez

El ex ministro Orlando Cabrales. Lo conocimos como Ministro de Estado, dando pasos que aquí ha mencionado el Ministro (de Minas y Energía) Hernán Martínez, valerosos, como eliminar esos pulpos democráticos y de corrupción que eran las electrificadoras de la Costa. Creo que ha sido uno de los pasos más valerosos en el proceso de reformas administrativas de Colombia.

En nuestro primer Consejo Comunitario en Cartagena, y habrá que consultar las actas, se expresaron muchos temas. Recuerdo que ese día hubo mucha queja del turismo porque, quién lo iba a pensar, la violencia había afectado la llegada de turistas del interior del país, las carreteras estaban prácticamente cerradas, los cruceros internacionales ya no venían.

También una gran queja y un gran pedido de que se avanzara en la Ciénaga de La Virgen, en lo que ha sido ese principio que es la Vía Perimetral. Y había una sublevación en la ciudad, porque no se daba una respuesta positiva a la Refinería de Cartagena, tema que no fue fácil.

Ecopetrol escasamente tenía capacidad de invertir 600 millones de dólares al año, hoy es diferente, hoy invierte entre 7 mil millones de dólares al año. Ese salto en muy buena parte se lo debemos al Ministro Hernán Martínez, quien peleó con toda eficacia un paso que yo no habría sido capaz de ofrecer en 2002: la capitalización de Ecopetrol a cargo de 465 mil colombianos.

Y recuerdo a nuestros ministros de Hacienda en los años primeros del Gobierno: si Ecopetrol hace la refinería, dejamos a la Nación sin inversión; si Ecopetrol se endeuda, excedemos los cupos de endeudamiento y excedemos los cupos fiscales.

Y por otro lado, llegaba el sindicato de Ecopetrol a la Presidencia de la República a decir que no permitirían desprender la refinería de la matriz de Ecopetrol, de la empresa madre; que era necesario adelantar la refinería de acuerdo con el esquema burocrático totalmente estatal, tradicional de Ecopetrol. Tema difícil de sacar adelante, pero se ha sacado adelante.

Y el ex ministro Orlando Cabrales ha sido pieza fundamental. Creo que fue muy útil haberle exigido cumplimiento a la empresa Glenco, y que fue muy importante la decisión que tomaron los ministros Hernán Martínez y Orlando Cabrales con el Presidente de Ecopetrol, de decir: ‘Si Glenco no nos cumple, Ecopetrol avanza adelante sola en esta inversión tan importante para Colombia’.

El sector plástico adelanta proyectos que dotarán a Cartagena, en el área de influencia de la refinería, de 14 empresas en zonas francas, para trabajar gracias a los productos, a las materias primas que ofrecerá la refinería.

Veo en Mamonal uno de los polos de desarrollo industriales, no más importantes de Colombia, uno de los polos más importantes que hoy esta sacando adelante el continente americano. Muchas gracias, doctor Orlando.

  • Viceministra de Minas y Energía, Silvana Giaimo Chávez

 

Tuve la oportunidad de conocer a la doctora Silvana Giaimo (Viceministra de Minas y Energía) en su ejercicio en la Cámara de Comercio de Cartagena, con su entusiasmo, con su civismo, con su capacidad de entenderse con todos los sectores. Un día reclamando por los proyectos más trascendentales como la Refinería o Transcaribe, y al otro día trabajando para que le llegara microcrédito a los sectores más populares de la ciudad.

Diría que tiene una mente que le facilita totalmente la erudición, es talentosa, aprende lo mismo de una refinería que de un proyecto de microcrédito para los sectores más pobres. Es entusiasta, mantiene algo muy importante: una sonrisa a flor de labios, que indica que realiza las cosas difíciles, como tiene que ser, con amor. Siquiera la llevamos de la Cámara de Comercio a la vida del servicio público, porque la Patria necesita liderazgos como el suyo.

  • Ex viceministro de Transporte, Gabriel Ignacio García Morales

Gabriel García es una de las personalidades jóvenes más importantes del Caribe y de la Patria. La verdad es que Colombia es el país latinoamericano que más está trabajando en transporte masivo. Eso ha tenido dos liderazgos, en Juan Ricardo Noero, también cartagenero, y en su sucesor, Gabriel García. – Juan Ricardo Noero y Gabriel García

 

Cuando empezamos, Bogotá tenía 34 kilómetros de Transmilenio, tiene hoy 84, está construyendo otros 20 y queda financiada la Séptima. Qué importante.

Cuando empezamos nada había en Cali, se ha construido la primera etapa, está operando. Cuando empezamos nada había en Pereira, está construida la primera etapa, está operando. En el Valle de Aburrá avanza la construcción. Cuando empezamos nada había en Barranquilla, se ha construido, está operando la primera etapa. Cuando empezamos nada había en Bucaramanga, está construida, está operando la primera etapa. Confiamos que rápidamente los colombianos podamos tener una razón más de disfrute de Cartagena: abordar los cómodos buses articulados de TransCaribe.

Muy difícil, muy difícil la tarea de adelantar estos procesos. Se necesita toda la transparencia, toda la dedicación, toda la devoción. Una cosa es una alcaldía con recursos para hacer esta inversión, una alcaldía que puede tomar todas las decisiones. Otra cosa es la necesidad de un Gobierno Nacional buscando sus recursos en medio del déficit, logrando que los aporten las alcaldías, poniéndose de acuerdo con los concejos, poniéndose de acuerdo con los alcaldes, en fin, un proceso que es una artesanía de construcción de gobernabilidad con todos los sectores y de búsqueda de recursos.

Gabriel lo ha hecho de una manera ejemplar. Pero no se quedó allí. Cualquier obra que veamos. Caribe no tenía dobles calzadas, ni proyectos. A mí me sorprende, porque, por ejemplo, nosotros encontramos el proyecto de la malla vial vallecaucana. Lo que hemos hecho es sacar adelante el proceso.

Encontramos en pleitos unas dobles calzadas que se habían contratado en el país, como Autopistas del Café. Lo que hicimos fue superar el pleito, agregarle recursos, imaginar soluciones, ponerla a marchar.

A mí lo que me sorprende es que las concesiones que había en el Caribe colombiano no incluían dobles calzadas. Aquí teníamos una concesión para sostener la Vía al Mar. Teníamos una concesión entre Barranquilla – Ciénaga, para sostener esa carretera con una ampliación que la llamaban el ‘Tercer Carril’, una concesión que le costaba 14 – 24 mil millones a la Nación para sostener la carretera de una sola calzada de Santa Marta al puente internacional de Paraguachón.

Con un gran apoyo de Gabriel, con un trabajo de todas las horas, y, por supuesto, la interventoría de la doctora Alicia Arango, desde la Presidencia de la República, la interventoría más eficaz que se puede encontrar en el mundo entero, todos estos proyectos de las dobles calzadas, de las dobles calzadas del Caribe, están avanzando.

Hoy, apreciada Alcaldesa, le recordé a Mateo Restrepo (Consejero Presidencial de la Política Anticíclica) una obra que no me deja dormir, Mateo; no me deje ir el 7 de agosto, no me deje ir el 7 de agosto, sin poder venir a Barranquilla o a Cartagena a firmar la nueva adición, de aproximadamente 209 mil millones, para la Vía del Mar.

Porque lo que está contratado garantiza un buen kilometraje en la salida de Cartagena a Barranquilla, garantiza también todo lo que es la entrada de Crespo, una entrada bastante costosa, pero que confiamos sea transformadora de la ciudad. Y lo nuevo tiene que garantizar también 20 kilómetros, y otros 20 kilómetros de Barranquilla hacia acá, y otras obras. Como también estamos pendientes de otras obras que impulsó mucho Gabriel.

Nosotros hemos avanzado en la Depresión Momposina. Hemos avanzado en Majagual, en La Mojana. El Caribe colombiano, a semejanza de otras regiones de Colombia, tiene un problema cuando predican la descentralización: les da dificultad salirse de las grandes ciudades.

Lo digo a mis coterráneos: hablamos de descentralización, pero no miramos la descentralización más allá del Valle de Aburrá. De pronto les he dicho a mis compatriotas del Caribe: ‘Hay que mirar al Caribe en toda su dimensión, por ejemplo, en esa dimensión de La Mojana, que puede ser la fuente para la seguridad alimentaria del planeta. Mi generación creció oyendo hablar de La Mojana. De ella se habla hace muchas décadas. Gabriel ejerció un gran liderazgo para avanzar en las obras de defensa de inundaciones. Es muy importante lo que se ha logrado allí.

Pero es muy importante que el nuevo Gobierno las continúe, porque por cualquier boquetico por donde rompe el río San Jorge, por donde rompe el caño de La Mojana, por donde rompe el río Cauca, ese boquete se convierte en una tronera muy grande, que puede acabar con todo lo que allí se ha construido.

Estamos pendientes de una licitación próxima a cerrarse, que complementa la obra de La Mojana en carreteras, y también la obra de la Depresión Momposina, donde se ha avanzado mucho. En ese nuevo trayecto en licitación está el puente de Talaigua, en la isla de Mompós, en Bolívar, a Santana en el Magdalena. Y la carretera a La Gloria, que está entre Plato y Bosconia.

Al salir de Mompós, por el puente de Talaigua a La Gloria, a Santana y a La Gloria, se llega a un punto desde el cual se facilita mucho la llegada a Santa Marta, a Barranquilla o por Plato, El Carmen, aquí a Cartagena. En eso trabajó a toda hora Gabriel.

Confiamos que su esfuerzo se pueda ver premiado al poder adjudicar la licitación que falta para estos tramos.

Uno de los problemas más preocupantes es la contaminación de la Bahía de Cartagena. Gabriel y Alicia sacaron adelante el primer contrato para intervenir en el Canal del Dique. Ojalá esa obra sea el principio de la solución.

Con una insistencia permanente de Alicia, el trabajo de Juan Ricardo Noero y  Gabrie García, también se sacó adelante la profundización del canal de acceso al puerto de Cartagena. Pero el crecimiento de la carga, de la actividad económica, ha llegado a que sea insuficiente. Se necesita hoy duplicar su ancho para que sea un canal de doble vía.

Quedan pendientes, pues, inversiones de no menos de 70 millones de dólares para lograr ese propósito.

Si ustedes me preguntaran por estos temas del Caribe, por uno bueno y uno malo, les diría: Uno bueno, Alicia, Gabriel, Juan Ricardo Noero, Luis Guillermo Plata (Ministro de Comercio), se impusieron la tarea de que los puertos pudieran entrar en el concepto de zonas francas. Eso les ha facilitado equiparse.

Y da gusto ver cómo dos puertos de Cartagena que movilizaban 2 – 300 mil contenedores, cuando empezó el Gobierno, este año movilizarán millón y medio de contenedores. Ahí hay un aspecto positivo.

Y si me preguntaran por uno negativo, tengo que expresarles a ustedes, y así lo haré. En esta etapa final del Gobierno nos hemos propuesto acelerar, nos hemos propuesto rendirle cuentas al país, con toda devoción, con entusiasmo, reivindicando lo hecho, con humildad, reconociendo lo que no se ha hecho, y darle un informe exhaustivo, honesto al nuevo Gobierno, poniéndolo al tanto de qué se ha avanzado y qué problemas no se han resuelto.

Si hay un problema preocupante es la erosión de la Costa Caribe. Este Gobierno solamente ha podido dejar dos pequeñas soluciones: una entre Antioquia y Córdoba, para evitar la destrucción de los municipios de Los Córdobas y de Arboletes.

Y otra, que me preocupa mucho, la lentitud de ejecución del Ministerio del Ambiente para resolver un problema de erosión llegando a Ciénaga, en la carretera que sale de Barranquilla, donde hay una amenaza, una amenaza del mar sobre la carretera. Creo que un gran reto de los años que vienen es intervenir el problema de la erosión costera en el Caribe colombiano, para proteger su territorio, sus playas y sus ciudades.

Gabriel ayudó mucho a visibilizar este problema.

Muy apreciada Alcaldesa (de Cartagena, Judith Pinedo): para mis compañeros de Gobierno y para mí, ha sido muy grato trabajar con su entusiasmo, con su inteligencia, con su carisma, y además, con su alegría para enfrentar todas estas responsabilidades.

Usted es una gran compañera de trabajo. Con usted hemos podido avanzar en la construcción de gobernabilidad, como un ejemplo para el país y también como un gran paso para esta ciudad de Cartagena.

A usted, apreciada Alcaldesa, nuestra gratitud. Y por su generosidad, al imponerle hoy la medalla de su ciudad a estos cinco colombianos, compañeros míos de Gobierno, hijos muy destacados de esta ciudad.

Y a todos ustedes, apreciados compatriotas cartageneros, muchas gracias por acompañar a mis compañeros y por acompañarnos a todos nosotros esta noche.

Muchas gracias”.

Álvaro Uribe Vélez

 

Fuentes del artículo sobre Juan Ricardo Noero

 

Palabras del Presidente Álvaro Uribe Vélez durante condecoración a cinco cartageneros ilustres

 

Acerca de Juan Ricardo Noero

 

Juan Ricardo Noero

 

Consulte la hoja de vida de Juan Ricardo Noero

Consulte el perfil profesional de Juan Ricardo Noero

Consulte el Blog personal de Juan Ricardo Noero

Consulte las publicaciones oficiales de Juan Ricardo Noero

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *